Roma,Metro de Roma Guía de Roma

El Metro de Roma

 

El metro de Roma es un sistema muy seguro y muy útil. A pesar de que la red de autobuses es extensa y hay una gran frecuencia de líneas, el metro es mucho más sencillo de dominar. Os aconsejamos tener cuidado con los carteristas en el metro, sobre todo en los momentos de mayor hacinamiento. Llevad vuestro dinero y vuestros documentos en un lugar seguro, sobre todo delante vuestra. (Plano de metro de Roma)

Existen 3 tipos de billetes principales:

Metro RomaEl billete normal tiene un precio de un euro, válido para un trayecto de metro o 75 minutos en todos los autobuses.
El billete diario tiene un precio de 4 euros, y es válido para un número ilimitado de trayectos en metro, autobús, tren y viajes dentro de la ciudad de Roma en un mismo día (incluye Ostia pero no los aeropuertos).
Billete para tres días que tiene un precio de 11 euros, válido para viajar en cualquier medio de locomoción en esos tres días por la ciudad.
Billete semanal con un precio de 16 euros, válido para viajar durante toda la semana en cualquier medio de locomoción de la ciudad.

Hay que tener en cuenta al montar en uno de estos transportes que tenemos q validar el billete. Para el metro hay que validar nuestro billete siempre que accedamos a él, por lo que no tendremos problemas. En el autobús en cambio, hay que validar el billete una vez dentro en las máquinas que hay. No llevar un billete nos puede acarrear una multa de 51 euros.

El metro en Roma sólo tiene dos líneas, la A y la B, que se cruzan en Termini. Es un poco frustrante pensar que el metro de la ciudad no pasa por el centro histórico. La razón de esto es que todavía hay una gran cantidad de túneles subterráneos de la época romana bajo la ciudad moderna, y no se puede cavar un túnel para los trenes ya que se destruirían así como así 2000 años de historia, y pondría en peligro los monumentos de la parte superior. Los trenes pasan aproximadamente cada 7 o cada 10 minutos, de 05.30 a 23.30 horas todos los días, y los sábados hasta las 00.30 horas. Las estaciones de metro de la línea A no tienen instalaciones para minusválidos, con excepción de las paradas Cipro-Musei Vaticani y Valle Aurelia. Alternativamente, el autobús 590 hace la misma ruta que la línea de metro, teniendo fácil acceso para las sillas de ruedas. Todas las estaciones de metro de la línea B están accesibles para sillas de ruedas, salvo el Circo Massimo, Colosseo y Cavour.